Manejo de trastornos del sueño

Los trastornos del sueño son problemas relacionados con dormir. Estos incluyen dificultades para conciliar el sueño o permanecer dormido, quedarse dormido en momentos inapropiados, dormir demasiado y conductas anormales durante el sueño.

Causas

Hay más de 100 trastornos diferentes de sueño y de vigilia que se pueden agrupar en 4 categorías principales:

  • Problemas para conciliar el sueño y permanecer dormido (insomnio).
  • Problemas para permanecer despierto (somnolencia diurna excesiva).
  • Problemas para mantener un horario regular de sueño (problema con el ritmo del sueño).
  • Comportamientos inusuales durante el sueño (conductas que interrumpen el sueño).

HIGIENE DEL SUEÑO

Para algunos casos, existe un tratamiento del insomnio para cambiar sus hábitos de alimentación y estilo de vida y desarrollar una higiene del sueño saludable.

  • Una buena cama y un buen colchón son esenciales para un sueño reparador.
  • La cena no debe ser demasiado tarde, ni demasiado picante o copiosa. Los alimentos difíciles de digerir tomados durante el día, pueden también interferir en el sueño.
  • Es importante irse a dormir sólo cuando uno se sienta cansado.
  • Mantener un horario de sueño regular.
  • No estar demasiado tiempo en la cama aparte del tiempo de dormir.
  • No tomar bebidas con cafeína como café, té negro o cola, ni medicamentos con cafeína, de 4 a 6 horas antes de acostarse.
  • No fumar antes de acostarse ni durante la noche.
  • Procurar descansar suficiente y que el dormitorio esté oscuro. Ventilar el dormitorio. La temperatura no debe exceder los 18 grados centígrados.
  • No practicar inmediatamente antes de dormir ningún deporte físicamente exigente, porque de lo contrario se estimula demasiado la circulación.
  • No beber bebidas alcohólicas antes de ir a la cama. Un vaso de vino o cerveza pueden tener efectos de inducir el sueño, pero la última copa diaria y el consumo excesivo de alcohol en la evolución posterior, así como el abuso del alcohol, pueden causar trastornos del sueño en el transcurso de la noche.

PARA UN SUEÑO RELAJADO

Hay algunos consejos de relajación que pueden ayudar:

  • Relajar el cuerpo con un baño de agua tibia.
  • Tratar de relajarse mentalmente. Especialmente evitando pensar en los problemas o evitando las discusiones antes de ir a dormir.
  • Aplicar una técnica de relajación como, yoga o relajación muscular progresiva aplicando la técnica de respiración.

MÁSCARAS RESPIRATORIAS

Si las medidas terapéuticas contra los trastornos del sueño relacionados con la respiración (como ronquidos o apnea del sueño) no tienen éxito duradero, puede ser útil usar durante el sueño una máscara respiratoria CPAP

La máscara puede ser nasal o facial completa, que ejerce presión en las vías espiratorias durante el sueño. Así se pueden evitar o reducir las apneas y ronquidos. Las máscaras respiratorias se ajustan individualmente en el Centro de Neurología, según las necesidades de cada paciente.